La primera cosa que es difícil de creer y comprender es que su compañía de seguros no está allí para ayudarle a usted y mucho menos la compañía de seguros de la otra persona que causo el accidente.

Hay muchas cosas que la compañía de seguros no quiere que sepa usted, aquí están las cinco mejores.

Cualquier declaración puede tener consecuencias para su caso.

Las compañías de seguros hacen todo lo que esté en su poder para convencer a la gente a reducir sus reclamos o hacerles pensar que sus reclamaciones no son de mucho valor. Muchas personas piensan que es importante darle inmediatamente a las compañías de seguros la información sobre el accidente, o declaraciones bajo de juramento y que dar esa información o declaraciones no les puede afectar o sin dar esa información no le arreglaran su carro o pagaran por sus gastos medicos. La realidad es que eso el simplemente incorrecto.

Antes de dar cualquier declaración o declaraciones, busque la ayuda de un abogado para informarle sobre lo que debe hacer y no debe hacer, así como qué preguntas responder si alguna. Todo lo que usted diga a cualquier compañía de seguros, incluso su propia, en última instancia puede ser utilizada contra usted para evitar que usted agarre una compensación justa por sus lesiones.

Las compañías de seguros no quieren que usted contrate un abogado

Las compañías de seguros saben que pueden resolver los casos por menos dinero cuando la persona lastimada no está representada por un abogado. Ofrecen pequeñas cantidades de dinero, porque saben que la gente a veces están en necesidad desesperada de dinero y se les hace pensar que si se contrata a un abogado el proceso tardará mucho tiempo.